Periodo de adaptación en la guarde: nuestra experiencia

El año pasado cuando nació mi hijo no tenía pensado llevarle a la guardería, en ese momento no trabajaba y sinceramente no tenía prisa por hacerlo, quería exprimir al máximo el tiempo que tenía con mi bebé. Pero en mayo, justo antes de las matriculaciones conseguí trabajo para ese septiembre y era mi única alternativa. No os voy a mentir, al principio me daba cargo de conciencia pensar que mi bebé de 8 meses se quedaría tantas horas con gente que ni yo conocía. Apenas le había dejado ni 3 noches contadas con mis padres, como para dejarle 8 horas en una guardería!

Por suerte, me tocó la guardería que quería, ya que le apunté a la pública y en el País Vasco va por sistema de puntos. La verdad es que el espacio me sorprendió, un edificio super espacioso con muchísima luz natural y una filosofía muy acorde con la linea de crianza que yo seguía. Las educadoras de mi hijo eran increíbles, pero a Nicolás le costó adaptarse la verdad. Fue duro, porque además de haber estado bastante enfermo las semanas antes, en pleno periodo de adaptación tuvieron que ingresarle 4 días.

Aún recuerdo el primer día de adaptación, hasta la ropita que llevaba. Era un bebé enorme pero no dejaba de tener 8 meses. Y por muy “mayor” que eso pueda parecer, no dejan de necesitarte y querer estar con las personas con las que tienen una relación de apego. En el caso de Nicolás, no sé si porque somos una familia monoparental o porque durante 8 meses apenas nos habíamos separado, pero lo pasó fatal al principio.

Lloraba mucho cuando le dejaba, no comía, no dormía, se enfadaba…Pero con paciencia y adaptándonos todos a su ritmo y sin forzar la adaptación, para el mes de octubre ya iba mucho más contento.

El cambio lo vi sobre todo a partir del año, creo que también tuvo que ver con el hecho de que empezó a desplazarse y al tener más libertad de movimiento se sentía mucho más a gusto. Además, empezó a comunicarse muy rápidamente y eso también les facilitó el trabajo a las educadoras.

Este año, al contrario que el año pasado, me ha sorprendido para bien!Los primeros dos días fue mi madre la que se encargó de llevarle y excepto el primer día que estuvo tanteando un poco el terreno, estuvo genial. Este año cada vez que le he dejado hasta ahora, se queda a gusto, contento, jugando, sin llorar, y por lo que me cuentan disfruta y “trabaja” mucho en clase. Hoy ha sido el primer día que se ha quedado a jornada completa y como un campeón ha comido, dormido, merendado…!Lo bueno del segundo año, no solo ha sido que conoce la guardería, si no que además sus educadoras siguen siendo las mismas. Creo que eso ha jugado mucho a su favor y de momento no puedo estar más contenta. La verdad es que hoy iba con un poco de miedo a recogerle, pensando que a lo mejor no había dormido o me había echado de menos, pero no!Jajaja

Puede que el año que viene, al empezar el cole sea otra historia totalmente distinta, pero ya os contaré. A todas esas mamás que este septiembre pasan por su primer periodo de adaptación, no os preocupéis, aunque no lo parezca, vuestros peques se adaptarán, y poco a poco ambos os iréis acostumbrando a pasar ratos separados e incluso a disfrutar de esos momentos a solas. Aunque es verdad que durante el día me acuerdo de él, cuando voy a trabajar intento focalizarme en eso y no estar a mil cosas. Y cuando llego a buscarle centrarme única y exclusivamente en él y disfrutar del parque, de los juegos en casa con él, del baño, de la cena…por estresante que a veces pueda ser.

¡Mucho ánimo a todas y a todos para este septiembre!

¿Cómo han sido estos primeros días?¿Preferís dejarle con alguien o llevarle a la guardería?¿Con qué edad llevasteis a vuestros peques a la guarde?

 

 

7 comentarios en “Periodo de adaptación en la guarde: nuestra experiencia

  1. nuevemesesyundiadespues dijo:

    Ay, si es que tiene que dar una penita… El Santo es el crack de la adaptación, le da igual 8 que 80 mientras haya niños y pueda “jubar “. Estos primeros días de cole han ido genial. Seguro que El Nuevo es todo lo contrario jajaja. A ver qué tal, que mañana va por primer día a la guarde.
    Me alegro de que esté año le haya ido bien a Nicolás.

    Le gusta a 1 persona

  2. Mar dijo:

    Pues la verdad! En tu época no había periodo de adaptación! Sin embargo ibas feliz, y tenías 10 meses, el siguiente año llorabas cuando tenías k marcharte, sin embargo con tu hermano, lo pasé fatal y si tuve período de adaptación, pero lloraba y lloraba todos los días, primero llamaba a mamá, luego a aita y con.o no acudía nadie terminaba llamando a Enamorar, ( ke eras tú) creo k lo más importante en estos casos es el enfoque k le demos, los-as educadores e intalaciones del cole, ya sea público o privado, en este y caso con Nicolás hemos tenido una suerte, su mami escogió muy bien el cole.

    Le gusta a 1 persona

  3. yentoncesmeconvertienmama dijo:

    Que pobres, algunos lo pasan realmente mal. Yo ahora estoy con los peques del cole y hay algunos que dan una cosita…. pero también te digo que algunas veces suele estar incentivado por los padres, lo llevan mucho mejor los niños que sus papis están más seguros que los que los papis están nerviosos. Transmitimos todo. Hace algunos días ponía en el blog unos consejos que suelen funcionar para mejorar los primeros días. Un besito.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s