Lo que no me contaron sobre ser mamá

Desde hace poquito colaboro a distancia en una comunidad pequeñita localizada en Perú que se llama Wawa Comunidad. Desde esa comunidad distintas mamás de todas partes del mundo compartimos nuestras experiencias sobre maternidad y esta semana hicimos un video sobre lo que no nos contaron sobre ser mamá. Hoy me gustaría hablar sobre ello. Me gustaría empezar por las cosas no tan bonitas y románticas de la maternidad, así que allá vamos:

Mira que mi madre lo repetía hasta la saciedad cuando éramos pequeños, y yo siempre le decía que era una pesada diciendo que sieeempre estaba cansada. ¡Cuánto te entiendo ahora!Supongo que el hecho de ser madre soltera también tendrá algo que ver, pero no me cabe duda que TODAS nosotras nos pasamos la vida agotadas desde que nos convertimos en mamás. Recuerdo cuando empecé a trabajar, quería morir. Entre preparar comidas, idas y venidas a la guardería, trabajar en sí y llegar a casa y seguir trabajando…deberían de existir los spas para madres cansadas 😀

Y hablamos de cansancio físico, pero y el mental y emocional?Eso aunque te lo avisen no se entiende hasta que se experimenta. Que una personita dependa de tí para TODO no es moco de pavo y eso hace que por mucho que ames ser madre estés exhausta emocional y mentalmente. Es un cansancio del que no desconectas porque, no sé vosotras pero yo me paso la vida tachando cosas de mi lista mental de cosas que hacer, y lo peor de todo, NUNCA SE ACABA!

Algo que no te cuentan es que ya jamás de los jamases dormirás igual que antes. Nunca, da igual si tu hijo duerme bien o no, una vez que eres madre ya nunca descansas de la misma manera. Ya sea porque tienes millones de cosas en la cabeza, o porque oyes a tu hijo moverse y te levantas, eso de dormir sin despertador y levantarte un sábado a las 11 de la mañana se extingue con la maternidad. Y si alguien sigue durmiendo hasta esas horas por favor que me digan cuál es el truco.

Otra de las cosas que me hubiese gustado saber es que mi cuerpo iba a dejar de ser mío para pasar a serlo de mi bebé. Las que dáis el pecho y sobre todo las que estáis con lactancia materna “prolongada” me entenderéis.

Y para terminar con lo “malo” o no tan bueno, aunque podría alargar la lista si me pusiese a ello, algo durísimo con lo que todas convivimos: LA CULPA. Esa mochila de culpabilidad que viene de regalo junto a la maternidad. Nadie me dijo que iba a sentir culpa por todo, una culpa muchas veces injustificada. Culpable por estar cansada, culpable por querer un rato para mí sola, culpable por querer que se duerma pronto para poder ducharme, culpable por sentirme culpable…Un sentimiento que creo que es generalizada, pero que es agotador. Entre la culpa que nos echamos a nosotras mismas, y la presión que muchas veces nos ponemos unas a otras…En fin, creo que es algo que daría para un post muy largo, y algo en lo que yo poquito a poco estoy trabajando personalmente. Porque cada día tengo que recordarme que además de ser madre y estar disponible para mi hijo, tengo otras cosas que hacer inevitablemente y que no por eso debo sentirme culpable.

Si alguna embarazada primeriza me está leyendo, no quiero alarmarte, ahora viene lo bueno 😉 Con todas esas dificultades y retos llegan cosas increíbles. De repente cuando nace tu bebé nace tu motor de vida. Un motor increíblemente poderoso, capaz de hacerte salir de los momentos más horribles con solo mirarte o sonreirte. Un motor que te obliga a hacer borrón y cuenta nueva cada día, porque cada día merece la pena vivirlo a su lado, al lado de tu hijo.

No me contaron que entenderás el amor como nunca lo habías entendido antes. Que experimentaría un amor para toda la vida, y no transitorio, un amor incondicional y siempre presente. Un amor que a pesar de pasar por momentos difíciles y duros, siempre perdura, porque el amor por un hijo es algo eterno. Y empieza a crecer desde el momento que sabes que está creciendo dentro de tí.

Tampoco me dijeron que mi paciencia era muuucha más de la que yo pensaba. Que sería capaz de gestionar situaciones de emergencia, rabietas, lloros, decepciones, con mucha más entereza de la que jamás habría imaginado. Que en el momento que mi hijo naciese mi vida iba a ser un millón de veces más intensa en todos los sentidos. Porque lo malo parece muy malo, pero lo bueno, lo mejor.

Y es que hace poco leí una frase que describe la maternidad a la perfección a mi parecer:

“Ser madre es tener el corazón fuera del cuerpo”.

Y para terminar, para todas esas mamás y futuras mamás, os dejo una lámina de Saraillamas Shop que me encantó y que estoy hasta por poner en la nevera de mi casa 😀

¡Que tengáis buena noche bonitos!

Respira mamá

 

 

4 comentarios en “Lo que no me contaron sobre ser mamá

  1. Rocío dijo:

    Nada asustador, no te preocupes! 🙂 Me metí en esta aventura a sabiendas, y aunque seguro que después la realidad supera cualquier cosa que me haya podido imaginar, reconozco que ese es también parte del motivo por el que me lancé a ser madre soltera: me gustan los retos, probar mis límites y usar todo eso para mejorar cada día. Easy is boring 😉

    Le gusta a 1 persona

  2. yentoncesmeconvertienmama dijo:

    Hola!! Acabo de descubrir tu blog, me quedo por aquí. Me has tenido enganchada a varias de tus entradas. Me he ido hasta la primera de todas con eso te digo todo. Soy Bea, madre “joven” tuve a mi pequeño a los 26. Ahora tengo 28. Soy maestra de educación infantil especialista en niños desde el nacimiento hasta los años, aunque el destino siempre me ha llevado a trabajar con niños de entre 3 y 6 años y en especial con niños con cualquier tipo de dificultad. Me pareces una valiente. Encantada de seguirte y conocernos un poquito más, me encanta conocer a mamis de mi edad ya que no es lo más habitual. También tengo un blog donde trato temas de mi experiencia como madre y como maestra. Un besazo y te dejo mi enlace al blog por si te quieres pasar.

    https://yentoncesmeconvertienmama.wordpress.com/

    Le gusta a 1 persona

  3. Lorena Santamaria dijo:

    Hola Bea, qué ilusión conocer a una mami virtual de mi “quinta”, ya te sigo por el blog ahora mismito y si tienes más redes también 🙂 Me van a venir genial tus posts también como maestra para aprender cosas nuevas.Un beso enorme bonita!Estamos en contacto!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s