A veces te pienso…

A veces te pienso, pienso en lo que te estás perdiendo, en cómo habría sido todo de haber estado presente en nuestras vidas, de una manera o de otra…Cuando le cuento a la gente que pienso en tí desde el cariño, mucha gente no lo entiende y me pregunta que cómo es posible que pueda seguir pensando en alguien que decidió no recorrer el camino de la ma/paternidad junto a nosotrxs. Y no hablo desde el amor de pareja o ex pareja, si no desde el respeto que siempre te he tenido por el simple hecho de ser el padre biológico de mi pequeño. 

A veces te veo en sus ojos, en sus gestos, en su manera de moverse, y no puedo evitar que algo dentro de mí se remueva. Porque aunque algún día aparecieses, el tiempo perdido nunca volverá, y en esta historia ese regalo y privilegio de verlo crecer cada día de su vida me lo llevo yo. Me siento afortunada, pero no puedo negar que aunque no sea a menudo, a veces te pienso, hasta en lo cotidiano.  

Este año está siendo el más duro en mi maternidad, y no porque mi hijo me lo ponga difícil. De hecho yo creo que tiene muy claro que somos un pequeño equipo y que tenemos que ayudarnos mutuamente, porque lo borda en general. Me llegan emails y mensajes cada semana de mujeres que están pasando por lo mismo que he pasado yo, mujeres embarazadas con miedo, incertidumbre, vértigo…Y me hace recordar una conversación que tuve el mes pasado. Alguien que me conoce bien me hacía la siguiente pregunta:

De haber sabido lo difícil que iba a ser la maternidad en solitario, habrías tomado la misma decisión?

No es una pregunta con respuesta fácil, pero creo que la cuestión es la siguiente. Nadie puede hacerse una idea de lo que supone la maternidad, hasta que se vive. Siempre lo escuchaba, pero hasta que no te conviertes en madre no lo comprendes. Y por supuesto, si hablamos de la maternidad en solitario, es otro cantar. A aquellas mujeres que me escriben pidiéndome consejo les digo la verdad. Es jodido, claramente. Pero tampoco podría haberme imaginado siendo capaz de superar tantísimos obstáculos, aunque a veces a punto de perder la cordura.

Miro atrás y cuando “le pienso”, pienso también en nosotrxs y en lo lejos que hemos llegado. Dentro de unos meses hará 3 años que mi mayor regalo llegó a mi vida y ahora, viendo todo lo que hemos pasado, como si de una película se tratase, a veces me sorprendo a mí misma por la fortaleza que he podido tener en momentos de verdadera crisis. Es algo que tiendo a olvidar, que seguimos viviendo, respirando, y haciéndolo lo mejor que podemos cada día.

Creo que en general los seres humanos damos consejos maravillosos que luego por alguna extraña razón no podemos o sabemos aplicárnoslos a nosotrxs mismxs. Este año a una de esas futuras mamás que me escriben, le dije que escribiese en una hoja afirmaciones positivas sobre la situación que estaba pasando y que la recitase cual mantra cada mañana. El verano me regaló también una persona muy especial que me recordó: “Estás donde tienes que estar”. Y creo que ese va a ser mi mantra.

Por último, a todas las mujeres que me escriben para apoyarse en mí, deciros que sois las personas que dan sentido a todo esto que empecé tímidamente, y que aunque lentamente, va creciendo cada día. Me hace bien saber que esto que hace año y medio abrí como terapia personal, le puede servir a más gente. Ójala os pudiese juntar a todas.

Familias, os imaginabáis el trabajazo que supone la maternidad?

 

 

6 comentarios en “A veces te pienso…

  1. Alba dijo:

    Creo que lo explicas muy bien Lorena: uno no es capaz de imaginar el trabajo y el cansancio que la maternidad supone. Como tampoco alcanza a imaginar la felicidad y satisfacción que acarrea 😉 A mí personalmente las madres solteras me pareceis heroínas. Repítete tus mantras, toma aire y sigue remando txapelduna!

    Le gusta a 1 persona

  2. Pilar - @actitudmontessori dijo:

    Me encanta ! Te leo siempre y pienso igual que vos ! Hoy escribí esto , espero te ayude :
    Como la piedra , no tiene puerta y yo queriendo entrar
    Como la hoja te vuelas con el viento y yo te miro como te vas
    Como la gota te escapas te escabulles y yo con sed de mar
    Con el tiempo veo cada hora entiendo al minuto me alegro de este segundo sin ti

    Hoy también pensé en él y en todo lo que tú aquí describes , te entiendo a la perfección !

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s