De cómo la maternidad me ha mostrado a mis verdaderas amistades

A los pocos meses de ser madre escuché una frase que decía “Si quieres saber quienes son tus verdaderos amigos, ten hijos”. Habían pasado pocas semanas desde que había sido madre y aún no lo comprendía del todo. Hasta ese momento todo el mundo a mi alrededor se había preocupado por mí y por mi bebé, nos habían visitado, habían traído regalos, se habían preocupado por el parto…Pero al cabo de los meses hubo gente que fue desapareciendo. Y entonces la realidad de la maternidad me “abofeteó”. Sinceramente no fue el palo que pensaba que iba a ser, pero si que hubo gente que me decepcionó. Al igual que la maternidad ha venido acompañada de amistades nuevas que he hecho por el simple hecho de ser madre, por ese mismo motivo también he perdido muchas “amistades”. Y digo amistades, porque esto me hace replantearme si realmente esa gente que estaba ahí cuando aún no era madre era realmente gente a la que le importaba.

No escribo este post desde el rencor ni desde el odio, pero me gusta ser realista y creo que también es bueno hablar de esto. En mi caso, puede que esto haya sucedido porque a mi edad la gente ni se plantea convertirse en madre. Pero creo, que las verdaderas amistades perduran a pesar de no estar pasando por los mismos momentos vitales. Después de pasar toda mi juventud fuera de mi ciudad (seis años no es poco tiempo), podríais pensar que las amistades se enfrían, pero en mi caso, siempre siempre he mantenido las amigas de toda la vida y cada vez que regresaba a casa de visita todo era igual que antes. Cuando te conviertes en madre, sin embargo, tus horarios y tus rutinas cambian, y hay a gente que esas limitaciones les dan pereza y en consecuencia les hacen alejarse. Yo lo asumo, y hasta puedo entenderlo, y doy gracias de tener a un grupo de amigas que aunque pequeño, llevan toda la vida ahí. La gente que se ha ido quedando por el camino, supongo, que con el tiempo y si se convierten en padres lo entenderán. Entiendo que a mi edad la gente sigue pensando en viajar, en salir, y que al fin y al cabo piensen en ellos mismos y en sus intereses…Pero yo con mi hijo he seguido viajando, sigo saliendo a comer y sigo socializando, aunque de otra manera. La gente que ha querido acompañarme y disfrutar de este viaje junto a mí, ha hecho siempre los esfuerzos necesarios para quedar a horas de “bebés”, para hacer planes de parque y para que aunque no podamos disfrutar de una caña porque no paro de correr detrás de mi hijo, sigamos viéndonos y disfrutando de la amistad.

Y eso es lo bonito de las verdaderas amistades, que con el tiempo maduran, evolucionan y van cambiando según cambian y evolucionan las personas. Al fin y al cabo la vida se trata de priorizar y supongo que una vez que eres madre en ocasiones sales de la lista de prioridades de ciertas personas. Lo bueno de todo esto, es que sinceramente y sin ánimo de ser borde, ahora centro solamente mi atención en la gente que realmente se ha preocupado por mí de corazón, y no solamente por compromiso. También es verdad que hay gente con la que no puedes compartir mucho más que una noche de fiesta y unas copas, y sin embargo con otras personas, puedes compartir toda una vida. Esas personas, que no hace falta que las nombre, saben quienes son, y una vez más les agradezco que estén siendo parte de esta historia, porque a su vez lo están siendo de la de mi hijo y eso para mí vale millones.

Lo mejor de todo, es que la gente que ha llegado a mi vida desde que he tenido a mi hijo es gente increíble, desde las amistades que hice en las clases de preparación para el parto, como mi grupo de crianza, o alguna mamá de la guardería con la que he empezado una bonita amistad.

Hay veces que me siento culpable por no poder seguir haciendo los mismo planes que antes, y me da la sensación de que parece que siempre estoy poniendo excusas, pero no es así. Con un niño siempre tienes algo que hacer, recados, compra, cocinar, limpiar, planchar, parque…Y entre todas esas cosas cuando te queda un ratito libre la gente que realmente quiere verte se adapta a esos mini momentos libres para poder reconectar contigo. La vida adulta es un rollo si, todos trabajamos, todos estamos ocupadísimos, pero si quieres se puede mantener el contacto con las personas que quieres, aunque sea quedando de vez en cuando a tomarte un café, o una copa si se tercia.

¿Cómo habéis vivido vosotras el tema amistades y maternidad?¿Habéis notado cambio en las relaciones personales con la gente?

 

 

9 comentarios en “De cómo la maternidad me ha mostrado a mis verdaderas amistades

  1. yentoncesmeconvertienmama dijo:

    Jo, cada palabra que decías me ha parecido que salía de mi corazón. No te puedes imaginar cómo te comprendo. La verdad es que te das cuenta de quienes te quieren de verdad, por suerte tengo unos amigos que son como tíos de mi pequeño, pero inevitablemente a veces me hevsentido incluso sola con ganas de vivir la maternidad con amigas… Hace unos meses nació el primer amiguito de chiquitin y me encanta quedar y verlos hacerse cosas. Un besazo. Te dejo el post donde hablaba sobre lo mismo que hablas tú.
    https://yentoncesmeconvertienmama.wordpress.com/2016/03/30/ser-los-unicos-con-hijo/

    Le gusta a 1 persona

    • Lorena Santamaria dijo:

      Acabo de leerme tu post y como te he dicho parece que tuviésemos telepatía!!La verdad es que yo también ha habido momentos en los que me he sentido sola, pero con el tiempo te vas adaptando a la nueva vida. Por suerte yo conocí a un grupo de crianza desde que mi bebé tenía 6 semanas, has probado a ir a alguno de esos grupos o grupos de lactancia?Son geniales para hacer red de madres!

      Me gusta

  2. Rocío dijo:

    Pues la verdad es que nunca había pensado en eso, pero pronto lo descubriré… Yo también viví varios años fuera del país, pero al contrario que en tu caso, a mí eso sí me ayudó a hacer limpieza de amigos. Y no hubo dramas ni nada, simplemente fue un proceso natural de filtrado jeje. Así que si ahora toca una nueva limpieza, pues bienvenida sea 🙂

    Le gusta a 1 persona

  3. soymamahoy dijo:

    Yo estoy de acuerdo, en que en realidad me mostró a los verdaderos amigos, pero también me ha traído muchos nuevos!! Si no hubiera sido mamá no te estaría leyendo y me encanta!! Si es cierto que hay personas que decepcionan pero como te digo, hay nuevas amistades que sorprenden, y me quedo con eso.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s