¿Cómo le explicaré a mi hijo la ausencia de su padre?

Este es un tema que muchas personas me preguntaron estando embarazada. Al principio no tenía ganas de pensarlo y sinceramente era algo que no me preocupaba. A día de hoy tampoco lo sigue haciendo. Mucha gente, incluso algún médico, al darle la noticia de que iba a enfrentarme al embarazo sola sintió pena por mí o por mi bebé. Pero ya os he dicho en varios posts que nunca he entendido esa pena. Por otra parte y como yo siempre he tenido las cosas muy claras, se que lo mejor es afrontar la situación con la mayor naturalidad posible para que mi hijo no lo sienta como un tema tabú o como algo de lo que no puede hablar conmigo.

Aunque Nicolás aún es pequeño, llegará un día en el que pregunte, o tal vez no, quién sabe. Pero lo más seguro es que llegará un día en que le entrará curiosidad saber por qué nuestra familia está formada solamente por mamá y Nico. También cabe la posibilidad de que para cuando llegue ese momento yo haya encontrado una pareja, aunque la realidad de la ausencia del padre biológico sería la misma, como en el caso de un bebé adoptado o por reproducción asistida. Creo que es normal y hasta sano, que el día de mañana mi hijo quiera saber de dónde viene, quiera conocer sus raíces étnicas, culturales…Y que llegará un día en el que nos sentaremos y le contaré su historia, sin entrar en ciertos detalles, pero sin tapujos.

madresoltera-singlemom-carrito-silla-stroller-pram-bebe-madrejoven-singlemom-youngmom-niño

Creo que es importante que si la pregunta viene cuando él es pequeño evitemos entrar en detalles que no va a estar preparado para entender. Opino, corregidme si me equivoco, que en el caso de una madre soltera a través de un donante el tema es algo más sencillo. Me explico. En ese caso el padre no existe, solo existe un donante cuyo anonimato siempre se respetará. En nuestro caso, aunque su padre no forme parte de nuestra familia ni de nuestra vida, si existe. Creo que saber la verdad ayudará a Nicolás a afrontar nuestra realidad con total normalidad y naturalidad. Jamás hablaré mal de su padre y evitaré idealizarlo, primero porque no lo siento así y segundo porque creo que es algo muy injusto y que nunca beneficia a ningún niño. El día que tenga explicarle por qué su padre tomó esa decisión, le diré que aunque su padre no se sentía preparado para afrontar la paternidad, el resto de su familia si lo estábamos y que lo deseábamos desde el primer momento. Le explicaré que él fue fruto de mucho cariño y que la decisión de su padre jamás influyó en el amor que yo sentía por mi hijo desde el momento en el que supe que estaba en mi barriguita.

Le explicaré que existen distintos tipos de familia, y que obviamente no tiene que sentirse ni culpable ni diferente a los compañeros que sí tengan un papá y una mamá. También creo que ya que el panorama familiar está cambiando tanto, y el modelo “tradicional” ya no es el único, probablemente mi hijo estará rodeado de otros niños y niñas de madres solteras, o familias adoptivas, parejas del mismo sexo, reproducción asistida…Y que todo esto poco a poco se irá normalizando, que ya es hora por cierto.

Mentiría si dijese que no tengo miedo de dos cosas. La primera de que el padre de mi hijo pueda aparecer en cualquier momento, algo que aunque creo que es poco probable, no es imposible.  Es algo que me genera distintas sensaciones, pero si fuese así el día de mañana tomaría las decisiones que creyese más convenientes en ese momento, siempre teniendo en cuenta el bienestar de mi pequeño. A día de hoy es algo en lo que apenas pienso, pero cuando Nicolás era recién nacido era algo que me aterraba. Temía tener que “compartirlo”, por muy egoísta que suene.

Otra posibilidad es que en un futuro mi hijo quiera buscar a su padre. En esto he pensado muchas veces y os diré que aunque es algo que me provoca miedo, si es lo que mi hijo quiere (siempre y cuando sea suficientemente mayor como para tomar ese tipo de decisiones), lo apoyaré en su decisión. Pero como mi madre dice siempre, adelantarse a acontecimientos no merece la pena.

Creo que la relación que mi hijo pueda desarrollar con mis padres y con mi hermano va a ser crucial en todo esto también. Él ya tiene a dos figuras masculinas (no me gusta decir paternas), su abuelo y su tío, y cada uno de ellos le aportará experiencias distintas a las que yo le pueda aportar, y no me cabe duda que seguro serán muy enriquecedoras.

Por otra parte, soy de las que piensa que echar de menos algo o alguien que no has tenido es difícil. Entendería que se comparase con sus amigos del colegio por ejemplo, pero al igual que puede preguntarme por qué no tiene papá y mamá, también podría preguntarme por qué su amiga “X” tiene dos mamás y él no. Al fin y al cabo los niños vienen en “blanco” como digo yo y ellos por suerte no clasifican las cosas en normal y no normal. O al menos no hasta una cierta edad.

Independientemente de que el padre de mi hijo no forma parte de nuestras vidas, yo siempre tendré un vínculo emocional con él, aunque no tengamos contacto. No deja de ser el padre de mi hijo y juntos creamos a lo más magnífico que tengo en esta vida Muchas mujeres no entienden esto del vínculo que les cuento, pero una vez más, cada una es un mundo y así es como lo vivo yo, sin rencores, sin odio y con mucho mucho respeto hacia la otra persona.

Un día al principio de mi embarazo una compañera de trabajo que también era madre soltera de mellizos y pasaba por una situación parecida, me preguntó si pensaba enseñarle fotos de su padre a mi hijo. Y aunque no tengo apenas, y es algo que no tengo claro por el momento, si es algo que él me pide no dudaré en hacerlo. Como he dicho, creo que es importante que él tenga cierta información para poder tener una imagen de la situación más clara y encajar a su padre biológico en su historia personal de la forma más real. Y repito siempre evitando generarle falsas expectativas.

Por último, quiero aclarar algo que mucha gente me suele preguntar. Y es si ahora que soy madre soltera cuando busco a una pareja busco un padre para mi hijo. Sinceramente no entiendo cuando la gente dice que no busca un padre para su hijo. Obviamente mi hijo tiene un padre biológico, aunque a efectos legales y jurídicos no exista. Si busco a un hombre con quien compartir mi vida a largo plazo, si las cosas funcionan, ese hombre va a formar parte no solo de la vida de mi hijo, si no que también de su educación. Y a fin de cuentas, SI será un padre o una figura paternal para mi hijo. O al menos así lo deseo. Supongo que habrá muchas mujeres que no compartan mis opiniones, pero estos temas son tan personales como únicos y creo que generalizar no nos lleva a ninguna parte.

Aunque queda tiempo para abordar este tema con mi niño, el día llegará cuando menos me lo espere y aunque es algo con lo que no quiero obsesionarme, creo que es sensato sentarse y pensar sobre el tema antes de que ocurra.

Vosotras, madres solteras por elección o no, cómo lo afrontastéis?¿O cómo tenéis pensado afrontarlo?¿Qué opináis sobre el tema?¿Cuáles han sido las dificultades con las que os habéis encontrado?

15 comentarios en “¿Cómo le explicaré a mi hijo la ausencia de su padre?

  1. Mamá Pingüino dijo:

    Estoy de acuerdo contigo. Creo que hay que ser sinceros que ellos siempre. Yo cuando el empiece a entender se lo contaré todo. Cierto que como dices, en mi caso al ser donante es “algo” más sencillo. Tú tema es más complejo por esa incertidumbre de que podrá hacer el cuando sea mayor o si su “padre” aparecería (no es su padre como tal, pero nos entendemos). No tengas miedo, el va a ver todo el amor que le habéis dado tú y tu familia todo este tiempo y ante eso poco puede reprochar. Y no entiendo porque la gente tiene que mirarte con cara de pena. Eres una valiente que has dado lecciones a muchas personas!

    Le gusta a 1 persona

  2. singlemum85 dijo:

    Hola! Acabo de descubrir tu blog, y vivo en una situación muy parecida, fui mami soltera en 2015 y a dia de hoy me he enfrentado a alguna situación de preguntas por parte de la niña hacia el papá, a mi me ha ayudado mucho un libro que se titula “tengo una mamá y punto” lo explica genial. Evidentemente pienso como tú, naturalidad, no tema tabú…. pero la sociedad es muy cruel y el interior d los niños no lo podemos controlar nosotras. No me extiendo mas. Un saludo.

    Le gusta a 1 persona

  3. Pilar dijo:

    Acabo de descubrir tu blog por casualidad y… no puedo dejar de leerlo. Mi situación es algo más compleja que la tuya. Me separé cuando mi hijo tenía 14 días de vida. Y aunque su padre lo tiene legalmente reconocido, ha decidido no querer saber nada de su hijo. Así que la última vez que lo vio fue con esos 14 días de vida. La faena es que aunque no tenemos contacto, la ley dice que hay cosas como por ejemplo hacerle un pasaporte para las cuales necesito su autorización. Con lo cual estoy legalmente
    atada en algunos aspectos a una persona con la cual no tengo ningún contacto. En fin, volviendo al hilo de tu post, no puedo estar más de acuerdo con todo lo que dices. Mi hijo tiene 4 años y ya pregunta por su padre. Yo no quiero ocultarle nada, ni hacerle crecer con odio. Su padre es muy mala persona, pero yo jamás se lo diré. Intento hablarle de él de forma neutral. Le he contado que su padre y su mamá se enfadaron y decidieron vivir separados y que su padre no viene a verlo porque vive a dos horas. Pero los niños son más inteligentes de lo que creemos. Y hace poco mi hijo me dijo que quiere que me case para tener un papá. Le dije que él ya tiene uno. Y me contestó que quiere uno que no lo quiera una guarrería. Esas fueron sus palabras literales. Por más que yo intente dulcificarle la realidad, él ya se ha creado su propia opinión. Y en cuanto a las fotos, sí que me ha pedido verlas. Y yo se las he enseñado. Creo que no satisfacer esa curiosidad natural por conocer sus orígenes es contraproducente. Mi hijo sabe que puede ver fotos de su padre cuando lo desee, y justamente por eso cada vez me las pide menos. Bueno, no quiero liarme más. Enhorabuena por tu blog. Tu experiencia puede ayudar a mucha gente. Seguimos en contacto. Un abrazo.

    Le gusta a 2 personas

  4. Lorena Santamaria dijo:

    ¡Hola Pilar!No sabes lo que agradezco tus palabras. Últimamente escribo menos, porque ya sabes, la vida de madre sola es muy ajetreada 🙂 Pero en cuanto pasen las vacaciones me pongo a la carga de nuevo.
    En lo de cubrir esos deseos de conocer sus orígenes pienso igual, siempre hay que estar allí para apoyarlos desde el respeto y recordando que los intereses del menor también importa (a muchos padres y madres esto último se lws olvida).
    Mi hijo de momento no pregunta por su padre, pero sé que no tardará en llegar la pregunta. Yo quiero que pueda llegar a entender que hay padres biológicos que crían y padres biológicos que no lo hacen y por consiguiente no forman familia con esos hijos. Supongo que es un camino que tenemos que ir recorriendo pasito a pasito.
    Gracias por tus palabras y por compartir tu experiencia.

    Un abrazo a tí y a tu peque!

    Me gusta

  5. Paula Gómez dijo:

    Hola. Buenas. Soy madre soltera de una niña de 1 añito. Llevaba tiempo buscando un blog como este. Dondr pudiera ver que hay mujeres en mi misma situación o similar y con inquietudes parecidas.

    Me gusta

    • Lorena Santamaría dijo:

      Hola Paula!Qué bien que nos hayas enocontrado. Por supuesto, hazme caso que somos muchas, lo que pasa es que a lo mejor hacemos menos ruido del que deberíamos 🙂 Si quieres ver más también puedes seguirme en Instagram o en Facebook. Un abrazote!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s