Mi historia: cómo descubrí que iba a convertirme en madre soltera

Si has llegado hasta aquí puede que ya hayas leído el apartado sobre mí, donde cuento un poco quién soy, pero quería estrenar mi blog explicando cómo empezó “mi historia”, o mejor dicho “nuestra historia”, la de mi hijo y la mía.

Llevaba tiempo queriendo introducirme en este mundo del blog, pero al final por falta de tiempo lo fui posponiendo. Y hoy por fin, me he lanzado a la piscina. Así que allá vamos.

Soy Lorena Santamaría, Licenciada en Publicidad y Relaciones Públicas y trotamundos durante muchos años, aunque llevo poco más de un año de vuelta en Vitoria-Gasteiz, mi ciudad natal. Hace dos años por estas fechas, exactamente un 6 de mayo, descubrí que iba a ser madre, aunque todavía no sabía que me convertiría en madre soltera y por lo tanto en familia mono parental (o monomarental para ser más exactos).

En 2015 aún vivía en Holanda, acababa de cumplir mis 25, tenía un buen trabajo y mi independencia. No sé si el alguno de vosotros sufrió la crisis del cuarto de siglo, pero a mí por la razón que fuese, el cumplir esa cifra me hizo plantearme muchas cosas. Siempre había tenido un gran instinto maternal, ser madre siempre había sido uno de mis objetivos personales, pero hasta la fecha no había encontrado con quien formar una familia. Llevaba desde los 19 mudándome de país casi cada año, y a pesar de ser toda una aventura a la que estaba enganchada, me apetecía “echar raíces” en algún lugar concreto. No sabía si me renovarían en el trabajo y tampoco si realmente quería quedarme allí. En resumidas cuentas, no tenía nada claro cuál iba a ser mi futuro, ni dónde.

Recuerdo, una noche poco antes de quedarme embarazada, donde al teléfono con mi madre entre lágrimas le contaba lo agobiada que estaba por eso mismo, por tener ganas de tener mi propia casa, tener una estabilidad laboral, emocional, por la incertidumbre que tenía…Y entre todas esas cosas me agobiaba el hecho de no tener pareja, de no poder formar una familia “pronto” (esa presión innecesaria e injusta a la que no solo nos somete la sociedad si no, por desgracia, nosotras mismas).

Es curioso cómo funciona el universo. Yo, que creo mucho en la ley de la atracción, sin darme cuenta, había estado centrando toda mi energía en ese deseo de ser madre, y sin planificarlo así fue. Llevaba un tiempo conociendo a alguien y esa semana algo me decía que estaba embarazada. No tenía síntomas, ni me encontraba diferente, pero yo lo sabía. Y la aventura empezó en el momento en el que el padre de mi hijo decidió desvincularse de nosotros. No voy a entrar en detalles, porque a pesar de ser madre soltera y no tener relación con él, no deja de ser una historia de ambos, y no solamente mía.

Cuando me enteré de que iba a ser madre soltera, no os voy a mentir, fue un jarro de agua fría. Se me pasaron por la cabeza muchas cosas. ¿Qué iba a hacer yo en Holanda sola y embarazada? ¿Y si no me renovaban el contrato? ¿Cómo iba a criar a un bebé yo sola? Pero la verdad es que me sorprendí a mi misma. En pocos días mi forma de ver la situación cambió radicalmente. Decidí respetar la decisión que la otra persona había tomado y disfrutar plenamente de mi embarazo rodeada de personas maravillosas a las que había conocido en Holanda. Eso que tanto había deseado durante muchos años, había llegado por sorpresa y yo no podía estar más agradecida y feliz a pesar de las circunstancias.

El cómo viví mi embarazo y cómo está siendo esta maravillosa y a veces dura experiencia de ser madre soltera por sorpresa os lo iré contando en los próximos posts. Hablaré de mi experiencia en crianza, maternidad, embarazo, parto…y todo lo que he ido aprendiendo en este intenso camino. Tanto si eres mamá soltera, como si no, te invito a que me acompañes y a que compartamos experiencias, dudas, miedos, y hagamos uso de esa tribu de mujeres tan magnífica que existe ahí fuera y que a veces olvidamos.

 

19 comentarios en “Mi historia: cómo descubrí que iba a convertirme en madre soltera

  1. Mar dijo:

    Abuelos, parte de la historia, lo más bonito k nos pudo dar nuestra hija. Verle nacer fue lo más bonito k me ha sucedido. Nicolás nos trajo la alegría , los recuerdos de nuestra crianza , de como han cambiado los métodos y k pena k no nos enseñasen hace 27 años los métodos actuales. Adoro verle dormir y el momento de su despertar….Sus abrazos y besos…..Verle como evoluciona….Es toda una aventura.
    TU NONA

    Le gusta a 1 persona

  2. Mar dijo:

    Abuela@s, metemos saber cómo interactuar en este sentido, errores que cometemos, consejos…… Cómo podemos ayudar, tanto a la mamá cómo al bebé….Han cambiado tanto las cosas y circunstancias!!!!!!

    Me gusta

  3. Cris dijo:

    Solo puedo decirte que es una experiencia maravillosa yo soy madre soltera de dos preciosos niños, mi Daniela de 3 años y Martin de 8 meses y volveria a tomar esa decision aunque su papá se los lleva un día a la semana, es mi día de desconexión para estar a tope el resto de semana, es duro pero con gente que te acompañe es más llevadero. Besos desde Madrid

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s