Embarazada y soltera sí, pero no sola.

embarazo_embarazada_madresoltera_madreprimeriza_madrejoven_ecografia_bebe

¡Hola chic@s!

Ya estoy por aquí de nuevo, espero que disfrutáseis de mi primer post tanto como lo hice yo escribiéndolo. Os contaba cómo comenzó mi aventura y mi decisión de seguir adelante en solitario. Hoy os cuento con más detalles cómo fue mi embarazo en Holanda.

Me enteré de que estaba embarazada un miércoles 6 de mayo de 2015. Después de bromear sobre el tema con una amiga en el gimnasio, llegué a casa y  decidí hacerme un test para salir de dudas. Y en efecto, ahí estaba mi positivo, más claro que el agua. Llamé corriendo a mi amiga Teresa, quien fue uno de mis pilares en Holanda y los días siguientes, aún sin digerir la noticia, volví a hacerme otras dos pruebas de embarazo para cerciorarme de que no estaba soñando.

No solo iba a ser madre soltera y primeriza, si no que me encontraba en un país donde no sabía ni cómo funcionaba la sanidad y menos la atención durante el embarazo. ¡Ni siquiera hablaba holandés!Al principio tenía tantas cosas en la cabeza que no podía pensar con claridad. Así que, lo primero que hice fue pedir cita en un centro de matronas. Con tan mala suerte que como no entendía la calle en holandés, tuve que contarle la noticia a mi compañera de trabajo para que pudiese hacer de traductora. Ahora me río al pensarlo, pero su cara un lunes de buena mañana al contarle la noticia fue todo un poema.

En Holanda, la atención sanitaria durante el embarazo es bastante distinta a la que tenemos en España, así que junto a mis matronas de De Zon Verloskundigen también aprendí una manera diferente de afrontar mi nueva maternidad. De esto y de cómo fue mi preparación para el parto ya hablaré en otro post más adelante.

Y ahí estaba yo, en mi primera ecografía a las 8 semanas de embarazo, acompañada de mi compañera de piso. Y es que al final la compañía, mientras sea buena no importa cuál sea. Obviamente, como toda mujer que quiere ser madre, me había imaginado junto a un compañero de viaje. Aún y todo, fue un momento maravilloso. Ver a esa cosita tan pequeña y tan llena de vida saltando y moviéndose dentro de mi. ¡No podía creerlo!Lo increíble es que no me di cuenta, hasta que ella me lo agradeció, que el regalo había sido mutuo. Yo estaba agradecidísima de que mi amiga me hubiese acompañado, pero era la primera vez que ella presenciaba una ecografía, y su emoción se palpaba. Hubo risas al ver saltar al bebé, alivio al descubrir que solamente era uno (las familias de ambos tenían historial de gemelos!) y mucha emoción en aquella salita tan acogedora.

Al día siguiente, después de ver que todo marchaba bien, decidí darles la noticia a mis padres. La llamada por Skype con mi madre fue surrealista. Mi madre, como buena madre, al darle la noticia me aseguró que sabía que algo bueno me estaba pasando porque me había notado extremadamente feliz en las últimas semanas. ¡Y yo sin darme cuenta de que irradiaba felicidad por todos mis poros!Toda mi familia se lo tomó mucho mejor de lo que yo me había imaginado. No sé por qué, y creo que por desgracia es algo generalizado muchas veces, cuando una mujer se enfrenta a un embarazo sin compañero, siente miedo a lo que el resto pueda pensar. Mi madre me recordó, que si yo estaba feliz y deseosa de tener a ese bebé, ellos lo estarían también y me acompañarían (aunque en la distancia) en el camino.

Yo no podía estar más plena y rebosante de alegría. Normal, estaba gestando y me sentía en paz conmigo misma, plena, empoderada y agradecida porque ese bebé me había elegido a mí como su madre. Aunque es cierto que la reacción de mucha gente no fue la que yo esperaba, los que realmente importaban estaban ahí. Es duro e injusto que cuando una da una noticia tan increíble como la de estar esperando un bebé, haya gente que en vez de celebrar tu alegría te juzgue, presuponga que tu embarazo es fruto de una irresponsabilidad, o se preocupe por cosas como qué le diré a mi hijo cuando pregunte por su padre el día de mañana. Es curioso cómo a una madre soltera que está embarazada la gente le cuestiona cosas que no cuestionaría a una pareja. La pregunta estrella siempre ha sido si mi bebé era deseado, y yo siempre contestaba que aunque ese bebé no fuese planeado, era muy deseado por mí y por todos los que nos rodeaban y que con eso era más que suficiente. Creo que muchas veces la gente no pregunta con mala intención, pero es cierto que muchas veces sentí y lo sigo haciendo, que a la gente se le olvida que antes de estar embarazada o de ser madre eras pareja de alguien o estabas conociendo a alguien que te importaba. Y para afrontar eso, y más aún estando embarazada, cada una tiene un duelo que superar. A mí por suerte o por desgracia esa fase me llegó más tarde, algo de lo que ya os hablaré más adelante.

Tampoco quiero pintar la historia de color de rosa. Es obvio que había días en los que me agobiaba pensando en si económicamente podría afrontar la situación yo sola, a pesar de tener un buen trabajo en ese momento o en dónde quería vivir con mi hijo. En Holanda aún compartía piso y estaba claro que necesitaba un espacio para mi bebé y para mí. Antes no entendía cuando la gente decía que todos los niños vienen con un pan debajo del brazo, pero a día de hoy doy fe de ello. Nunca olvidaré cuando mi jefa me dijo que la vida me había puesto a ese bebé en el camino por una buena razón y que si alguien era capaz de afrontar algo así esa era yo.

Y así fue transcurriendo la dulce espera, en Holanda, embarazada y soltera, pero no sola. Porque en cada ecografía había alguien conmigo, en cada momento de bajón todo el mundo me recordaba lo fuerte que era y que mi motor estaba dentro de mí, mi bebé.

El resto mi vida embarazada fue como la de cualquier otra, en bicicleta como buena holandesa eso sí. Pasaron los meses entre alguna visita a España, mis clases de flamenco, yoga, amigos, cervezas sin alcohol y muchas frietjes (papas fritas con mayonesa de toda la vida). Y como he dicho antes embarazada y soltera sí, pero no sola.

Y vosotras, ¿cómo vivísteis vuestro embarazo?

¡El próximo lunes más!¡Que tengáis un buen fin de semana!

 

8 comentarios en “Embarazada y soltera sí, pero no sola.

  1. Mar dijo:

    Qué bonito! K recuerdos! K ilusión! Yo ya mirando y comprando ropita, por supuesto en blanco y beig, no sabiamos todavía si era niño-a , mirando el coche de paseo( cacho carro k pillé) todo un clásico…… Mi nieto-a iba a ser el rey / reina de la casa….. 😉

    Le gusta a 1 persona

  2. Mamá Pingüino dijo:

    Qué bonito guapa. Y cómo te entiendo. Como te dije por IG yo soy madre soltera por elección. Siempre quise ser madre, y siempre me plantee que si no tenía pareja lo haría sola. No me resultaba un impedimento. Cuando ese instinto del que hablas llegó no pude luchar con él. Mi camino fue un poco largo y duro, fueron 3 años y 7 tratamientos hasta conseguirlo (con 1 aborto bioquimico en medio), pq resulta que además de todo soy infértil, pero lo tenía claro y no pensaba rendirme. Hoy mi bebé tiene un año y es la misma edad que tengo yo! Porque mi vida comenzó con él. Me alegra mucho conocer otras mamás solteras pq hace que se normalice la situación y empiece a verse como normal un hecho que lo es pero al que mucha gente todavía le pone trabas. Yo hablo de ello como tú, sin pelos en la lengua. Para mi no es un tabú y estoy súper orgullosa de mi familia monoparental. En mi caso no he tenido que escuchar apenas comentarios malos. Mi familia estuvo ahí al 100% desde la búsqueda, algunas amigas tb y cuando ya lo logré y lo conté al resto fueron muy buenos conmigo. De todas formas a mi me “resbala” bastante si alguien intenta pasarse un poco. Soy feliz. Me gusta mucho lo que dices de ser madre soltera pero no estar sola, porque es así, tal cual. Seguimos en contacto en las redes. Me ha gustado mucho conocerte! Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

    • Lorena Santamaria dijo:

      Guapa!!Qué ilusión me hace leerte y qué genial es ir haciendo tribu!A mí me suele dar igual la gente, pero hay veces que dan ganas de pegar algún corte a ciertas personas. Hay que empezar a asimilar que hay más modelos de familias que lo que se considera la familia tradicional. Y por cierto, eres una luchadora!Ese hijo tuyo estará orgulloso de lo que luchó su madre por traerlo al mundo!Un beso enorme!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s